31 diciembre 2017

Revisor anónimo para revistas científicas / comités científicos

Desde hace un tiempo, participo como revisor anónimo de artículos científicos para diversas revistas. También he participado como miembro de comités científicos de congresos.

Es un hecho curioso cuando debes juzgar el trabajo realizado por otros/as. En parte es desagradable, ya que soy consciente del esfuerzo que supone investigar, analizar datos, escribir un artículo... Pero también es parte del método científico. La ciencia avanza mediante la crítica constructiva al trabajo elaborado por otros/as.

Cuando recibes un trabajo para su revisión debes juzgar si es adecuado o no para su publicación, si está redactado de forma clara, si la información suministrada permitiría su réplica, si el método seguido es adecuado, si el impacto de la investigación es de suficiente interés... No es un proceso sencillo.

Revisar un artículo puede llevar horas de trabajo, a veces incluso días. Normalmente, he de realizar varias pasadas de lectura para ir analizando varios aspectos: redacción, formato, definición de variables, estrategia de análisis de datos... A la vez, he de redactar un informe que sintetice mi impresión del trabajo y que ofrezca, tanto al editor como al remitente, información clara sobre el juicio emitido. Finalmente, debo realizar una propuesta al editor sobre si considero el trabajo susceptible de ser publicado o no.

Ahora participo de ambos lados del método: redacto artículos y juzgo artículos. Es un proceso curioso del que aprendo mucho.

Sinceramente, he de decir que he aprendido mucho de las críticas realizadas por los revisores de mis artículos. Sus sugerencias me han hecho reflexionar mucho y mejorar en mi proceso de investigación y redacción. No desestiméis el juicio de un revisor/a aunque sea negativo. Es una fantástica oportunidad para aprender (es similar al proceso de "denigratio" que realiza el tribunal durante la defensa de la tesis doctoral).

Si alguna vez tenéis la oportunidad de actuar como revisores anónimos, sed firmes (sólo debe publicarse lo mejor) pero generosos (realizad críticas constructivas desde el respeto al trabajo de los demás) en vuestras críticas. Es en beneficio de todas/os.

Dudas frecuentes sobre la revisión anónima
1. ¿Te pagan por hacerlo? 
No.

2. ¿Qué tiempo suelen darte para entregar el informe? 
Depende de la revista, pero normalmente suele ser de entre un mes y dos.

3. Si no te pagan, ¿por qué lo haces? 
Es un mérito relevante hacerlo de cara a la acreditación como profesor universitario. Si de verdad te consideras científico, esta es parte de tu labor. Aprendo mucho.

4. ¿Ser revisor aumenta tus posibilidades de publicar en la revista? 
No, mis artículos deberán pasar por el mismo proceso de revisión anónima.

5. ¿Qué hay que hacer para ser revisor/a? 
Hay varias opciones. Yo conozco básicamente cuatro. Una es ofrecerte a través de la web de la revista. Hay revistas que aceptan que te auto-propongas como revisor y luego te mandan artículos (pero tienes que ser ya doctor/a). Otra es que un revisor/a ya activo te proponga (a veces mandan un artículo y dicen "yo ahora no puedo pero mándalo a este/a compañero/a"). Y, por último, una opción común suelen ser haber ya publicado en revistas de alto impacto. Cuando has publicado la propia revista te considera experto/a y puede remitirte artículos relacionados con lo ya publicado. Del mismo modo, otras revistas ven tu publicación y pueden también remitirte artículos para tu revisión.

6. ¿Todas las revisiones que recibes son constructivas? 
No. He podido ver (y recibir) críticas verdaderamente crueles y sarcásticas. Es inadecuado e innecesario. Si alguna vez revisáis, poneos en el lugar del remitente (sus ilusiones, sentimientos, esfuerzo...) y ofreced aquello que os gustaría recibir. Hay que criticar, pero con respeto.

30 diciembre 2017

Dirigiendo mi primera tesis

Desde hace un mes he comenzado a dirigir mi primera tesis doctoral. Tras cuatro años desde la defensa de mi doctorado, creo que dispongo de experiencia y conocimientos suficientes para hacerlo.

Pasar a dirigir una tesis es un proceso curioso. Por primera vez puedo tratar de enmendar aquellos errores que percibí que se cometían en el proceso que yo realicé. Tengo vocación de servicio hacia el estudiante y lo hago con ilusión. Creo que irá bien.

Como aspectos clave de nuestro trabajo, hemos establecido por iniciativa mía una reunión semanal para revisar los avances y dificultades. En esta reunión hacemos una puesta en común de los resultados de los acuerdos establecidos la semana anterior. Trabajamos ambos.

El doctorando está avanzando muy bien. Es muy trabajador. Y yo siento que, de algún modo, intento hacerlo lo mejor posible para que su experiencia sea enriquecedora (y no dura y dolorosa). En gran medida, trato de compartir con el doctorando lo aprendido y expuesto en este blog.

Es una experiencia curiosa cuando, como científico, guías el trabajo de otros. Es agradable y motivador, aunque una responsabilidad enorme.

Espero que, una vez finalizado el proceso, el doctorando guarde buen recuerdo de mí y haya aprendido mucho.

29 diciembre 2017

Acreditación para figuras de docente contratado

Tras un periodo de acumulación de méritos suficientes, decidí solicitar a la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) mi acreditación para las figuras de profesor ayudante doctor y profesor contratado doctor.

La solicitud la hice con cierto temor, ya que no estaba en absoluto convencido de lograrlo. Aunque sería motivo para varias entradas específicas, simplemente diré que el proceso de preparación y presentación de la documentación me llevó semanas de trabajo.

Tras cinco meses de espera la ANECA me contestó otorgándome evaluación positiva para todas las figuras docentes solicitadas: ayudante doctor, contratado doctor y profesor de universidad privada. Fue un momento extremadamente feliz para mí ya que ésta es condición sine qua non para poder optar a figuras de profesor contratado a tiempo completo.

Para información, apoyo emocional y datos sobre fechas de resolución, aconsejo visitar el foro de Profesor Anecado.

Recientemente he concursado a una plaza (que a fecha de hoy aún no se ha resuelto), por lo que podría ser que en unas semanas esté ejerciendo a tiempo completo en la universidad. Ya veremos.

¡Mucho ánimo a los doctorandos/as que siguen en su proceso!

05 febrero 2016

Premio extraordinario de doctorado

Sólo una entrada más, para compartir que me han concedido el Premio extraordinario de doctorado. No lo esperaba en absoluto, por lo que ha sido una sorpresa para mí.

Este Premio puede concederse a tesis de una calidad destacada (cum laude por unanimidad del tribunal) y que haya producido importantes resultados (publicaciones científicas).

Es un cierre fantástico a un largo periodo de esfuerzo.

^_^

07 junio 2014

Fin

El blog ha llegado a su fin. No preveo publicar más entradas. Tampoco lo descarto. Quizás pueda considerar algo interesante pasado un tiempo.

De todos modos, como os conté, siento que quiero cerrar el blog y dejarlo atrás.

El proceso de doctorado, en mi caso, ha sido largo y por momentos bastante difícil. Al tener dos trabajos y la tesis tuve que renunciar a muchas cosas durante un periodo prolongado. Eso se me hizo complicado.

Ahora que va pasando el tiempo y la fecha de la defensa se aleja, soy más capaz de valorar mi esfuerzo y de ser consciente de lo que he alcanzado. Valió la pena, definitivamente. Si volviese atrás con lo que sé ahora, haría las cosas de otro modo. No me refiero a la tesis, sino al proceso en sí. Por ejemplo, hubiese intentado lograr una beca para dedicarme exclusivamente al doctorado. De todos modos, todo ocurre por algún motivo, supongo.

Durante estos años he aprendido mucho y siento que he madurado en muchos sentidos. La investidura como nuevo doctor ha sido un símbolo que he disfrutado y que, de algún modo, me ha reconciliado con el proceso en sí. Soy Doctor Internacional Cum Laude, sí. Pero, sobre todo, me considero científico, un estatus que siempre soñé alcanzar.

El futuro es más que incierto. Dedicarse al ámbito universitario y a la investigación nunca fue tan difícil como ahora en nuestro país. Aún así, albergo cierta esperanza en el futuro.

No sé si finalmente ejerceré a tiempo completo en una universidad o no. Aún no lo sé. En cualquier caso, todo este periplo me ha forjado como persona y me alegro de haberlo realizado.

A todos los que leáis este blog y os encontréis en mitad de la tesis, os mando todo el ánimo del mundo.

Con mis mejores deseos,

M.

La investidura como doctor (y II)

Sí, soy yo.
Esta semana se realizó el nombramiento de nuevos doctores en la universidad. Como sabéis estuve dudando sobre si acudir o no. Finalmente, decidí ir.

El acto se realiza en el Paraninfo (o salón de actos) de la universidad. Primero se deja entrar a familiares y amigos, y otras personalidades. Mientras, se forma la comitiva académica, todos con el traje académico.

El traje académico de doctor está compuesto en España por:

a) Camisa y pajarita blancas.
b) La toga (negra).
c) La muceta, que es un trozo de tela del color que identifica a tu facultad, abotonado por delante.
d) El birrete octogonal, forrado de raso negro y con flecos del color de la muceta. La forma octogonal es de uso exclusivo en doctores.
e) los vuelillos (o puñetas), puños de encaje en las mangas de la toga, también exclusivo en doctores.
f) La medalla doctoral, en color oro (sólo usado por doctores).
g) Los guantes blancos, símbolo de pureza (exclusivo en doctores).

Para más información sobre el traje académico, ved aquí.

Cuando todo el mundo está sentado, la comitiva académica entra en el paraninfo y, siguiendo un recorrido establecido por el protocolo, atraviesa el patio de butacas y se van sentando.

Acto seguido, el Rector toma la palabra y da la bienvenida a todos. Se comienza por el nombramiento de nuevos doctores.

Tras el discurso del Rector explicando la simbología del acto, se procede a la investidura. Los símbolos son bonitos:

* Medalla doctoral: distinción que refleja el servicio a la Ciencia y al conocimiento.
* Birrete: símbolo de distinción del académico y de protección en la mejora de la Ciencia.
* Guantes blancos: símbolo de pureza.

Cuando subes al escenario (según orden de programas de doctorado y acompañado de tu padrino), dejas en una bandeja los tres símbolos y el Rector los toma y te los va colocando en el siguiente orden: primero la medalla, segundo te entrega los guantes y, por último, te coloca el birrete. Después te abraza y te felicita.

Acto seguido, bajas del escenario y tomas asiento de nuevo y se sigue en la investidura de doctores, continuando con el resto del acto.

En la universidad en que trabajo, el nombramiento de nuevos doctores se hace coincidir con el acto de clausura del curso académico, por lo que el Rector realizó un discurso específico. Además, se entregó una distinción honorífica.

Sinceramente, me alegro mucho de haber ido. Lo he disfrutado mucho más que la defensa de la tesis. Fue bonito y emocionante, y cargado de simbolismo. Además, para los familiares y amigos es un evento especialmente bonito. Todo eran sonrisas y felicidad, entre todos los asistentes. Id, no os arrepentiréis.

De algún modo, siento que todo ha terminado en un día soleado, brillante, luminoso, y feliz.

El depósito de la tesis doctoral

Una vez finalizada la tesis doctoral y como paso previo a su defensa se debe realizar el depósito de la misma. Como la normativa está cambiando y puede haber diferencias entre universidades, es muy importante que consultéis los trámites administrativos obligatorios en vuestra universidad. Podéis localizar esta información fácilmente en el buscador de la web de la universidad indicando "depósito de tesis" como concepto. Aquí tenéis algunos ejemplos:

Universidad de Alicante
Universidad de Valencia
Universidad de Salamanca

En general, es un proceso farragoso ya que implica estar supervisando bastantes cosas de la mano de la dirección: aprobación de la tesis y del tribunal, control del diseño e impresión, etc. 

El depósito implica que la tesis debe permanecer disponible y al alcance (cuando lo solicitan) de cualquier doctor durante varios días antes de que se pueda defender. El plazo desde el inicio del depósito y la posible  defensa suele ser de aproximadamente un mes. Durante este tiempo cualquier doctor que lo solicite puede consultar la tesis. En caso de detectarse algo inconveniente o un plagio, pueden denunciarlo y solicitar que no se defienda. Esto es algo muy raro, pero como poder, puede ocurrir. Una vez transcurrido este plazo ya queda habilitada para la defensa y se asigna fecha y tribunal titular y suplente.

El proceso de depósito no es complicado en sí, son sólo varios trámites consecutivos que hay que realizar (ojo al orden y a los impresos específicos). El problema es que te pilla ya tan cansado que todo se hace un mundo. 

De todos modos, cuando defiendes la tesis es la típica situación que olvidas, así que no debe ser tan terrible. Al menos en mi caso, vaya.

31 mayo 2014

Uróboros

Hola a todos los lectores/as del blog:

Sé que algunos de vosotros/as sois lectores habituales desde hace bastantes años (gracias, Ana María) y que, por alguna extraña razón, valoráis el sentido y contenido de este blog.

Cuando comencé, quise hacerlo para poder compartir mis experiencias y aprendizajes en el proceso de obtener el título de doctor. Me sentía muy solo y, de algún modo, creía que estaba aprendiendo cosas que me gustaría compartir con otras personas. Quería que fuera un blog sencillo, pero con contenido práctico, orientado a mejorar la experiencia de otros doctorandos.

Al igual que EnlosUK, siempre imaginé a Doctorándose como un compañero de viaje. Ahora debemos separarnos. El doctorado ya quedó atrás y he comenzado una etapa diferente, un camino que no sé dónde me llevará pero que, en cualquier caso, no mira atrás.

Siento que muchas cosas están acabando en mi vida y, de algún modo, otras podrían comenzar. Para eso, hay que dar pasos adelante. Con la llegada de la ceremonia de mi investidura como doctor y del final de curso, siento que Doctorándose debe acabar. Es un buen momento. Tampoco me quedan muchas cosas que decir. Quizás algunas entradas más, pocas (2 o 3, a lo sumo).

Por tanto, sin ser aún una despedida, os anuncio que este blog es un tren que está viendo llegar su estación de destino. En pocas semanas dejaré de publicar entradas. No lo borraré, sólo dejará de estar activo.

29 mayo 2014

La investidura como doctor (I)

Supongo que existen diferencias entre las universidades españolas, así que no sé hasta qué punto esta información es generalizable o sólo fruto de mi propia experiencia.

El caso es que en la universidad en que trabajo el nombramiento de nuevos doctores se realiza aproximadamente un año después de haberte doctorado, coincidiendo con la ceremonia de clausura del curso académico.

La asistencia a esta ceremonia es voluntaria. Es un acto académico solemne con bien de pomposidad y rituales variados, como buen rito iniciático que se precie.

Para concretar la participación, el gabinete de protocolo contacta con los nuevos doctores y solicita confirmación de asistencia. En caso de querer acudir has de informar sobre tu altura y peso para que reserven un traje académico adecuado (toga). Aquí hay tradiciones curiosas como que sólo los doctores pueden llevar borlas, que el color del birrete identifica a tu facultad o que sólo los doctores pueden llevar birretes octogonales (el resto hexagonales). Estas y otras tradiciones curiosas podéis leerlas en este enlace.

También te solicitan que confirmes cuántos familiares o amigos acudirán, para reservarles asientos preferentes. Por último, te piden que indiques quién va a actuar como tu padrino en la investidura (suele ser tu dirección de tesis).

El día de la ceremonia debes acudir con suficiente antelación para recoger tu traje académico e ir al acto.

He estado luchando con la idea de si ir o no. No me gustan mucho este tipo de situaciones. Yo soy más de soledad compartida que de multitudes en jolgorio. Lo anterior, sazonado abundantemente con una timidez infantil, me coloca en una posición de evasión inminente. Pero supongo que si me da miedo es porque debo ir. Así que he decidido ir.

¿Cómo será? Atentos a mi próxima entrada.